Te mostramos consejos prácticos de como renovar el salón comedor

Renovar el salon comedor – consejos

Con el paso del tiempo nuestro salon comedor necesita ser renovado y para renovar no es necesario disponer de un gran presupuesto, con unos simples retoques podremos decorar la estancia más concurrida de la casa.

Ofrecemos algunas ideas para la transformación actualizada y moderna del salon comedor por poco dinero.

Ideas transformación de un salon

Cuando disponemos de un salon grande, con el tiempo, lo vamos recargando y llenando de cosas que muchas veces no son útiles perdiendo el orden y su luminosidad. Para que esto cambie y nos volvamos a sentir a gusto tenemos que potenciar la luz usando tonos claros para las paredes y para el mobiliario, deshaciéndonos de todas las cosas viejas y para el almacenaje elegir una composición modular de línea sencilla.

Pintar el salon comedor

En primer lugar dejamos la estancia vacía y empezamos a pintar las paredes en un tono claro para devolver la iluminación. Cuando amueblemos la estancia y conseguir un aspecto diferente, recuperamos alguna pieza como podría ser la mesa de centro con un color acorde a la decoración del salon como podría ser un blanco.

Cómo pintar el salon comedor es una elección donde tenemos que tener en cuenta varios aspectos como por ejemplo el diseño de la estancia ya que puede ser un ambiente individual o formar parte de la cocina. En este último, hay que lograr una continuidad.

El objetivo es encontrar un color estilizado, simple y proporcionado para que en la estancia nos sintamos cómodos y relajados. Un ambiente recargado no es adecuado para una decoración contemporánea.

Generalmente, los ambientes se pintan en un solo tono pero jugando con detalles y complementos que le darán un toque personalizado como podría ser el tapizado de las sillas o un simple centro de mesa.

Los colores que favorecen a la iluminación, que son alegres y aptos para espacios pequeños, son los tonos claros como el melocotón, amarillo, naranja, verde y el blanco como el más luminoso.

Si la idea de pintar el salon de un solo color nos resulta monótona se puede destacar una de las paredes con otro tono combinable al que predomina, por ejemplo con el naranja va bien un naranja más fuerte, beige, gris claro, vainilla o blanco.

También hay otros elementos que destacan en una pared como puede ser una viga o dintel, una columna, una moldura, un papel pintado o un esponjado.

Podemos crear efectos visuales utilizando un color oscuro en el techo (combinado con los complementos de la estancia) y en el resto de paredes el blanco o tonos claros, con esta combinación el salon se verá más ancho y si el techo es alto, el color intenso lo acercará visualmente.

Dependiendo del estilo que nos guste para el salon, la pintura de las paredes es determinante. Para un estilo clásico, por supuesto con muebles antiguos, los tonos han de ser marrones.

Para el estilo moderno los colores han de ser más vivos, además, el salon, es un espacio donde se recibe a las visitas y es importante que se utilicen colores cálidos y alegres para crear un ambiente alegre y moderno. Existe una amplia gama de colores cálidos como el verde claro combinado con el blanco es muy elegante, el naranja, amarillo, melocotón, todos tienen la particularidad de favorecer a la iluminación de la estancia.

El color blanco puro se puede utilizar en espacios oscuros, con poca iluminación natural para potenciar la escasa luz que entre del exterior y también en decoraciones extremadamente modernas donde se pretenda crear un espacio sofisticado. Si no es el caso porque el comedor tiene una buena iluminación, aconsejamos utilizar un blanco rebajado para combinar con el resto de tonalidades y así no creará demasiado contraste ni resultará estridente y quitar protagonismo al mobiliario.

Normalmente se suele añadir unas gotitas de negro o marrón y el blanco adquiere una tonalidad muy leve de gris o natural, imperceptible junto a otros colores.

El sofá en el salon

Se monta el mueble principal y con respecto al sofá, ponemos uno nuevo o bien transformamos el que ya tenemos, cubriéndolo con una tela clara y lo complementamos con unos cojines que tengan algún detalle diferente ya sea el tono o el tipo de tejido. Otra forma más atrevida podría ser comprando una tela de colores fuertes y vistosos para darle un toque de alegría y color al salon. Si no nos gusta la idea de cubrir totalmente el sofá con telas, tenemos la opción de colgar sobre el respaldo una manta llamativa.

Decorar la pared del comedor

Para decorar la pared del salon comedor colocaremos un cuadro moderno, diseñado y creado por nosotros mismos, así será de identidad propia. También pueden ser varios cuadros pequeños y uno más grande para que resalte del resto. ¿Cómo hacerlo? No es complicado. Empezamos por hacer un boceto como referencia y la idea es jugar con líneas rectas creando formas cuadradas y rectangulares sin perder la horizontalidad.

Del boceto lo pasamos al lienzo marcando los puntos de referencia para después, con una cinta flexible para no dañarlo, servirán de guía para remarcar los límites de los rectángulos.

Los colores elegidos deben combinar entre ellos y sobretodo con el tono del salon comedor. Empezaremos pintando los cuadrados más grandes con colores claros (siempre estaremos a tiempo de oscurecerlos si fuera necesario) y los fuertes es importante repartirlos por todo el cuadro para que la intensidad no se vea desproporcionada.

Los colores extremados, en pequeñas dosis para que no se vea recargado. Ya podemos retirar las cintas con cuidado y enmarcarlo. Ya tenemos nuestra propia obra de arte personalizada.

La iluminación en el comedor

La iluminación de acuerdo con el ambiente de cada rincón del salon se consigue colocándola en puntos estratégicos. Iluminación de leds en la parte trasera de un panel de TV o una lámpara original en una mesita, al lado de un sillón para la lectura.

Las plantas en el salon

Recurrir a las plantas es una idea de decoración muy efectiva y poco costosa para cualquier estancia de la casa pero en especial para el salon comedor. Son fundamentales para cualquier proyecto de decoración interiorista.

Resultan muy vistosos los centros de flores artificiales o flores secas en jarrones, el salon comedor se llena de color y alegría. Las plantas de gran tamaño de hojas verdes y grandes son la solución perfecta para aquellos rincones vacíos en los que no sabemos cómo darle vida.

Las cortinas del salon comedor

Las cortinas son un accesorio que puede cambiar la cara a cualquier estancia de la casa. Clásicas con encajes le dará elegancia, con corte moderno y estampados le dará un aire más suelto y práctico y también las hay que difuminan la luz, por tanto, atenúan el calor y da al comedor un aspecto más acogedor.

El estilo del salon comedor

Las cortinas deben complementarse con el espacio de la estancia, con el color de las paredes y de los muebles. Si el salon comedor es pequeño y también lo son sus ventanas, tendremos que optar por una cortina discreta de una sola pestaña y con un diseño que le dé continuidad al estilo del salon.

Clásicas: Aportan elegancia y señorío. Son de tela, algodón, tul o lino y se recogen por la parte superior y con pliegues caen hasta el final de la ventana o hasta el suelo. Tienen un visillo que es una tela más fina que deja pasar la luz del sol y la caída se lleva recogida y atada hacia los lados con lazos o una simple tira de tela.

Venecianas: Es un tipo de cortina moderno. Son láminas dispuestas en forma horizontal y unidas por los lados con cuerdas. Moviendo las cuerdas se puede graduar la entrada de la luz. Las hay de madera, metal, PVC, decoradas o lisas.

Roller: es una tela enrollada en una barra superior, la cual se enrolla o desenrolla manualmente o por control remoto; la roller screen permite controlar la entrada de luz, generalmente difuminándola, la roller blackout, elimina por completo la entrada de luz, aunque esta última es más indicada, por ejemplo, para sala de conferencias, de proyección de cine, etc.

Estores: este tipo de cortina es el ideal para espacios pequeños, como el roller. Una tela se extiende por la ventana cubriéndola en su totalidad y se recoge en pliegues al jalar de las cuerdas. Algunos vienen estampados, lo que puede darle realce a una habitación sin muchos adornos o accesorios, pero para mi gusto, sería mejor, el de un color uniforme.

Panel Japonés: es un tipo de estor que está ampliamente de moda y consiste en uno o varios paneles que se mueven de forma horizontal y se superponen al tirar de las cuerdas. Su extensión va desde la ventana al piso, integrándose de lleno con las paredes y el resto de la sala. Dichos paneles se ven súper con un gran dibujo como diseño y difuminan bien la luz.

Colores

Las cortinas tienen una multiplicidad de colores y el que desees elegir deberá combinar con las paredes. Un color neutro como los blancos y sus derivados va casi con todo, pero obviamente no pondrás cortinas rosas si tus paredes son verdes, a menos que quieras experimentar al límite.

Sin embargo, fíjate en estas multicolores, que van muy bien en una sala en que dichos colores aparecen salpicados, sin saturar.

  • ¿Estas buscando a tu distribuidor más cercano?

    Rellena el formulario con tu información
    y en breve te indicaremos la tienda que tienes más cercana.

    Contacta para saber la tienda mas cercana

Pin It on Pinterest